Cómo funcionan los créditos on line en México

Inicio / Creditos Personales / Cómo funcionan los créditos on line en México
18 Mayo, 2015 rtoranzo Sin Comentarios
Cómo funcionan los créditos on line en México

Millones de mexicanos utilizan este servicio día a día para salir de apuros económicos, encontrando una solución a sus problemas.

A veces adquirir créditos de la forma tradicional resulta algo engorroso y no siempre una empresa exitosa, según números oficiales del Inegi y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores un tercio de los más de 28 millones de créditos solicitados es rechazado.

Por otra parte, 23 millones de ciudadanos optan por solicitar créditos informales, con los riesgos que esta metodología suele conllevar, y más de 34 millones se encuentran por fuera del sistema crediticio.

En este panorama es que nacieron los créditos on line, ofreciendo una oferta especializada para el grueso de personas que no acceden al sistema formal de créditos o no encuentran en este la opción adecuada a su necesidad.

La metodología de los créditos por internet es totalmente innovadora, planteando una lógica distinta a la que suelen hacer las instituciones crediticias tradicionales. Los trámites no se hacen de manera presencial en un lugar físico sino que pueden hacerse desde cualquier lugar con acceso a internet y completando ágiles formularios.

Los requisitos para la aprobación son flexibles y personalizados, no se piden documentos imposibles de conseguir ni recibos de sueldo más allá del alcance del solicitante sino que se estudia el caso y se exige una garantía al alcance de las posibilidades de quien requiere el préstamo.

El cliente puede moldear su crédito; por lo general es posible elegir el monto que se va a solicitar y los plazos de financiación, a lo que el sistema responde con un cálculo de los intereses que se abonarán y las diversas costas, por lo que se puede planificar y calcular cuál es el préstamo adecuado en el acto.

Esta metodología, al valerse de herramientas digitales y tecnológicas, permite que los paradigmas crediticios cambien y se amolden al solicitante asegurando, en la mayoría de los casos, utilidad y cumplimiento de los plazos.

Así es como este tipo de créditos se encuentra en crecimiento constante y asegura un futuro promisorio. Sus principales referentes indican que las instituciones de financiamiento tradicionales han dejado de lado un sinfín de variables humanas a la hora de autorizar o no un crédito, debilidad de la que se valen los créditos on line para aumentar su clientela.