Línea de crédito y préstamo, ¿en qué se diferencian?

Inicio / Creditos Personales / Línea de crédito y préstamo, ¿en qué se diferencian?
5 Octubre, 2016 rtoranzo Sin Comentarios
Línea de crédito y préstamo, ¿en qué se diferencian?

La denominación línea de crédito suele ser confundida con el concepto de préstamo, pero no siempre son lo mismo.

La línea de crédito es un producto que muchas organizaciones y empresas conocen bien, pero también personas particulares, que hacen uso de esta herramienta para conseguir solvencia flexible en gastos del día a día. Aún así, suele utilizarse esta denominación como sinónimo de préstamos, pero no siempre hacen referencia  a lo mismo.

Una línea de crédito es una boca de dinero que el banco habilita al cliente, poniendo a disposición del mismo, por un plazo determinado de tiempo y un límite máximo fijado, liquidez en el momento que necesite.

Podría hacerse una analogía con una cuenta corriente pero con dinero que el banco pone a disposición del cliente. Éste puede hacer uso de dicha cuenta cada vez que lo necesite siempre y cuando se encuentre dentro de los límites de cantidad establecidos y, una vez concluído el plazo devuelva la cuenta al saldo inicial. En tanto, el banco establece intereses y costas de funcionamiento que se cargan en el adeudo.

Por su parte, los préstamos tradicionales brindan una cantidad determinada de dinero, a plazos preestablecidos con un calendario de cuotas que procuran saldar mes a mes tanto los intereses como los honorarios y costas del producto.

Una vez concluído el plazo del préstamo y hechos los pagos el vínculo se extingue, en tanto que en las líneas de crédito se pueden negociar prórrogas y ampliaciones de montos.